miércoles, 24 de diciembre de 2008

INTOXICACION POR MONOXIDO DE CARBONO

¿Qué grado de mortalidad alcanza una intoxicación por CO?
En los casos más graves, con coma profundo, la mortalidad ronda el 30%, siendo muy frecuentes las secuelas de origen neurológico, en caso de superar el coma.

¿En qué consiste el llamado síndrome tardío?
En ciertos casos de intoxicaciones agudas, con recuperación completa, tras varias semanas de no encontrar síntoma alguno, aparece este síndrome que resulta de la combinación de síntomas neurológicos similar al Parkinson junto con síntomas psiquiátricos hasta síntomas más sutiles como:
Déficit de memoria y disminución de la capacidad de concentración.
Trastornos de la personalidad, irritabilidad, mal humor y agresividad.


¿Con qué frecuencia aparece dicho síndrome tardío? ¿Se puede predecir su aparición?
La frecuencia de su aparición varía entre el 10-15% de los casos. Resulta más frecuente en caso de ancianos, en coma, con acidosis en su analítica o aparición de hipodensidades en el cerebro (lesiones visualizadas mediante técnica de scanner cerebral)

Algunos autores postulan que un tratamiento precoz con oxigenoterapia hiperbárica previene la aparición del síndrome tardío.

¿Qué pruebas realizamos en urgencias para llegar al diagnóstico de certeza de intoxicación por CO?
Se basa en:
Valoración de los síntomas y signos.
Valoración de la fuente de exposición.
Valoración de la concentración de COHb.
Valoración de la analítica de sangre.

¿Cómo valoramos los niveles de COHb?

En individuos normales, la COHb es del 1’5% y puede alcanzar hasta el 2’5% en áreas urbanas contaminadas, y estas cifras pueden elevarse hasta el 7-8%, encontrándose dentro del rango de normalidad.
Una COHb alta establece el diagnóstico.
En cambio, una cifra normal de COHb no descarta la intoxicación, ya que la vida media de la COHb va disminuyendo conforme pasa el tiempo hasta que se toma la muestra de sangre.

¿Qué encontramos en la analítica de sangre?

Aparece leucocitosis y acidosis metabólica.
PO2 (presión de oxígeno) normal con saturación disminuida de oxígeno.
Aparición de niveles elevados de enzimas musculares.

¿Cómo tratamos en Urgencias al paciente intoxicado por CO?
Una vez retirado el paciente del ambiente tóxico, el tratamiento se fundamenta en:

El soporte de las funciones vitales.
La administración de oxígeno al 100%.
Tratamiento sintomático cuando sea preciso con medidas contra el edema cerebral, escisión quirúrgica en el síndrome compartimental y alcalinización de la orina (aumentar el pH) en caso de mioglobinuria.
Observación del paciente con controles repetidos del nivel de carboxihemoglobina, comprobando su buena evolución al ir disminuyendo paulatinamente dichos niveles. Si tras varias horas de observación el paciente se encuentra asintomático, con niveles normales de carboxihemoglobina, se le remitirá a observación domiciliaria.

La administración de oxígeno a altas dosis se realiza porque es la única forma de separar el CO de la hemoglobina, al desplazar el oxígeno al CO y uniéndose el oxígeno a la hemoglobina de la sangre para ser repartido por todo el cuerpo. A más alto flujo de oxígeno, más fácil resulta el desplazamiento del CO.
¿De qué formas se puede administrar el oxígeno?
En condiciones normobáricas, a presión normal de oxígeno en el medio.
En condiciones hiperbáricas, a presión más elevada de lo normal en el medio.
El oxígeno normobárico al 100% se debe aplicar durante 4-6 horas en caso de intoxicaciones leves y mientras se espera la aplicación de la cámara hiperbárica en muchos casos graves.
La oxigenoterapia hiperbárica (OHB):
Incrementa más la disociación de la carboxihemoglobina.
Reduce la vida media de la COHb, de 320 a 23 minutos.
Se aplica en cámaras monoplaza o multiplaza.
Se administra a una presión de 3 atmósferas.
En una ó dos sesiones.
¿En que casos está indicada la oxigenoterapia hiperbárica?

En casos de elevación de la COHb igual o superior al 20%.
En pacientes en coma sea cual sea el nivel encontrado de COHb.
En casos con síntomas neurológicos aunque no estén en coma.

¿Qué medidas podemos adoptar para evitar la intoxicación por CO?
Manteniendo bien ventiladas en todo momento las habitaciones donde se instalan los braseros o calentadores de gas.
Apagar adecuadamente los braseros y calentadores de gas antes de abandonar la habitación y disponerse a dormir.
Tener mucho cuidado con mantener los motores de los automóviles en marcha dentro de los locales cerrados.
Ser conscientes en todo momento del riesgo que entraña el uso de braseros y calentadores de gas dentro de un lugar cerrado.

Fecha de publicación: Diciembre 2000

Dra. Silvia Piedrafita
Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
Médico Adjunto del Servicio de Urgencias.
Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa" de Zaragoza.

No hay comentarios.: